LA VIOLENCIA SIN GÉNERO - KW77 COMUNICACIÓN

Última hora

billboard

Post Top Ad

¿Puedes ayudarnos a mantenerte informado?
KW77 COMUNICACIÓN se financia mediante  donaciones u aportaciones de nuestros socios y gente desinteresada como tú.
No recibimos ayudas, ni subvenciones, ni tenemos detrás ningún lobby o grupo de comunicación que costee nuestra actividad. Por ello practicamos el periodismo libre. AYÚDANOS A SEGUIR SIENDO LIBRES haciendo tu aportación. Gracias.    

lunes, 30 de diciembre de 2019

LA VIOLENCIA SIN GÉNERO

LA VIOLENCIA SIN GÉNERO
            “Las presiones a las que se vio sometido dicho Tribunal para declarar Constitucional lo que era un flagrante atentado contra el cumplimiento del artículo 14 de la Carta Magna”

           Resultado de imagen de fotos sin derecho de autor de ana julia quezada           
              
                 Rebeca López              KW 77  30-12-2019
            El pasado 28 de diciembre se conmemoró el decimoquinto aniversario de la Ley de Protección Integral contra la Violencia de Género. Una inocentada más del ocurrente gobierno zapateril cuyas consecuencias venimos sufriendo en la actualidad.
Su aniversario ha sido celebrado por podemitas, feministas y socialistas calificándola de "una ley pionera y ejemplar" al que "este gobierno reforzará para erradicar uno de los grandes problemas de la democracia".
            Sin embargo, pese al apoyo de todos los medios de comunicación y la connivencia y aprobación de una derecha (PP y Cs) dispuesta a seguir los dictados de la izquierda, nos encontramos ante una ley anticonstitucional, ineficaz, injusta y sectaria.
            1. Ley anticonstitucional.
       Resuenan en nuestra memoria las recientes declaraciones del histórico dirigente socialista y vicepresidente del Gobierno con González, Alfonso Guerra, en las que describe como el presidente del Tribunal Constitucional le confiesa la ilegalidad de dicha Ley y las presiones a las que se vio sometido dicho Tribunal para declarar Constitucional lo que era un flagrante atentado contra el cumplimiento del artículo 14 de la Carta Magna; " los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social".
            Estas afirmaciones de Guerra en un acto público, lejos de suponer un escándalo en los cimientos de la progresía española y en la sociedad han sido obviadas por la inmensa mayoría que calla sumisa aprobando con su silencio el delito mayor.
            2. Ley injusta y sectaria
         Por promulgar penas diferentes para un mismo delito si el acusado es hombre o mujer. La única justificación que alegan es que hay más casos de violencia de hombres a mujeres que viceversa. ¿Acaso cambia en algo la tipificación del delito el porcentaje del mismo? Según esta justificación, las mujeres que matan a sus hijos deberían de ser juzgadas con mayor severidad puesto que el número de casos de mujeres parricidas duplica al del hombre.
           Claramente se pretende criminalizar al hombre por el simple hecho de nacer hombre.
            3. Ley ineficaz
            Aunque el número de denuncias se ha más que duplicado desde que la ley entró en vigor en 2004, el número de condenas permanece más o menos igual, 30.000 al año.
           Lo que reflejan los datos oficiales (Observatorio contra la Violencia de Género del C.G.P.J) es que un 77% de los denunciados acaban siendo absueltos, lo que contrasta con la falaz cifra del 0,01% de denuncias falsas.
          Este aumento ha sido como consecuencia, en parte, de la utilización de la ley en procesos de divorcio para conseguir la custodia de los hijos o beneficiosas ventajas económicas, hecho denunciado por abogados y plataformas de padres separados. 
            En cuanto, al número de víctimas no ha decrecido. La media de víctimas previa a su entrada en vigor rondó las 60,7 al año desde 1999 hasta 2004 frente a las 59,4 de media en los años posteriores. 
          Una insignificante reducción que contrasta con los más de 220 millones de euros anuales destinados. 
            Sin embargo, se producen en nuestro país más de 3.700 suicidios al año en el que un 75% son hombres a cuya prevención se le destina 0 euros. Ser víctima de suicidio es 80 veces más posible que serlo de "género" pero no hay un lobby ideológico detrás.
            En definitiva, la Violencia no tiene Género. Es violencia: "la fuerza física que aplica una PERSONA sobre otra y que constituye el medio de comisión propio de algunos delitos, como el robo y delitos contra la libertad sexual, entre otros.(RAE).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here

Pages