LA DAMA DEL PUERTO - KW77 COMUNICACIÓN

ULTIMA HORA

billboar

POST TOP AD

espacio para tu empresa

domingo, 19 de enero de 2020

LA DAMA DEL PUERTO

LA DAMA DEL PUERTO
Mary Carmen Romero se proclama campeona de Europa de boxeo profesional en la categoría de supergallo.

 








  KW 77      Juan Manzanares     19-01-2020                                                  Fotos: Alfonso J. Rodríguez

Anoche, 18 de enero de 2020, se celebró en el Pabellón multiusos de la pedanía de El Esparragal de Puerto Lumbreras, en la Región de Murcia, en el  sureste de España, una velada de boxeo única y especial. Única, no sólo por lo que estaba en juego, - el Campeonato de Europa femenino de boxeo profesional (EBU)  en la categoría de supergallo-, sino también porque este tipo de acontecimientos deportivos suelen celebrarse en capitales o ciudades de tradición boxística, y Puerto Lumbreras no lo era. Y especial porque una de las aspirantes al título de campeona de Europa es vecina de esa localidad, y si, además, sus vecinos, su Ayuntamiento, la Consejería de Deportes de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y las federaciones de boxeo competentes se ponen de acuerdo, entonces se produce el milagro.

            Como en las clásicas veladas de la edad de oro del boxeo español, -los años setenta del pasado siglo (Legrá, Evangelista, Dum Dum Pacheco, Jonathtan Dele, etc.)-, y como reminiscencia de las luchas ancestrales en los combates de gladiadores en los diferentes coliseos del Imperio romano, en este acontecimiento en el “Coliseo” de El Esparragal y con dos “gladiadoras” del siglo XXI, se jugaban, por suerte solamente, la corona de campeona de Europa de boxeo profesional femenino del peso supergallo.

            El mencionado Pabellón acogió al más del millar de personas que acudieron a vitorear a su dama, Mary Carmen Romero, luchadora en el ring y en la vida diaria, madre de familia y de vitalidad incansable, y que disfrutaron de los distintos combates de exhibición de Kick boxing K-1 y boxeo amateur, así como de un combate profesional de la categoría de pesos pesados entre un boxeador polaco y otro venezolano, sin mayor trascendencia, que finalizó con la victoria del polaco antes de tiempo, por k. o. técnico.

            Pero el plato fuerte de la noche era el combate a diez asaltos, de tres minutos cada uno, entre la española de Puerto Lumbreras, Mary Carmen Romero (34 años) y la búlgara Ivanka Ivanova (33 años).

            La pelea empezó con un intercambio de golpes en los dos primeros asaltos, que fueron más de tanteo que de superioridad de cualquiera de ambas púgiles, que mantuvieron un mismo estilo ortodoxo en la forma de encararse cada una a su contrincante.

            En el tercer asalto ya empezó a notarse una mayor contundencia al conectar Mary Carmen varios directos al rostro y algún gancho al costado de Ivanova, que se protegió agarrándose al cuerpo de la española.

            El cuarto asalto fue más de lo mismo, con intercambio de ráfagas de golpes por ambas boxeadoras y una mayor propensión de la búlgara a agarrarse al cuerpo de la española para protegerse. Mary Carmen conectó, al finalizar este asalto, un gancho al rostro de la búlgara, que la desplazó hacia atrás, aunque, por su menor estatura y su centro de gravedad más bajo, resultó ser una dura fajadora, que resistía el vendaval de golpes que Mary Carmen le propinaba.

            Fue ya en el quinto asalto en el que se notó claramente la mejor preparación de la española al conectar tres series de izquierda, derecha, izquierda y persecución por el cuadrilátero a la búlgara, que finalizó con un gancho y un directo al rostro que provocó nuevamente que se abalanzara a la española para detener el remolino de puñetazos. El público rugía en sus aposentos y se percibía en el ambiente la emoción de que algo grande y extraordinario iba a pasar en la historia deportiva de su ciudad.

            El sexto asalto fue similar al quinto y el cansancio era ya presente es los rostros acalorados de las dos boxeadoras, principalmente en la búlgara en el que se iba marcando, minuto a minuto, la huella de la dureza de los guantes de la española.

            El séptimo asalto fue, posiblemente, uno en donde la mayor superioridad de la española quedó patente y empezó el declive de la búlgara, que sufrió una especie molestia o aparente decaída al conectar Mary Carmen varias series de golpes sucesivos en cabeza y cara.

            Llegado el octavo asalto, la búlgara resistía revolviéndose ante los golpes de la española y aferrándose a sus brazos, lo que provocaba la furia de Mary Carmen que pugnaba por zafarse, aprovechando para conectar dos golpes más, en el momento justo del sonido de la campana.

            En el noveno asalto,  la española conecta varias ráfagas en la cara y costado derecho de la búlgara, que demostraba que el cansancio y la fortaleza de la española iban haciendo mella en el rostro de aquella, completamente enrojecido y que precisó ser observado por el médico.

            Y ya, en el asalto final, la superioridad de Mary Carmen continuó acreditándose, salvo pequeños intentos de la búlgara por conectar algún directo, y que la suerte le acompañase encontrándose con un derribo casual de la española, algo que no ocurrió, porque la fortaleza y resistencia de la lumbrerense fue el arma que la aupó a colocarse el cinturón de campeona de Europa de su categoría.

            Las notas de cada uno de los tres jueces que puntuaron fueron 100 para Mary Carmen Romero y 90 para Ivanka Ivanova, concediendo así la victoria por puntos de la española, que se convirtió ayer noche en “La dama del Puerto”.

            Noche de triunfo para Mary Carmen, para su familia, para sus amigos y ciudadanos de Puerto Lumbreras, de Murcia y de España.

            ¡Que Dios te bendiga, Mary Carmen!






No hay comentarios:

Publicar un comentario

POST BOTTON AD

espacio para tu empresa