La Asociación de Familias Solidarias con el Pueblo Bielorruso busca interesados en acoger durante los meses de verano a niños afectados por el accidente nuclear de Chernobyl - KW77 COMUNICACIÓN

ULTIMA HORA

billboar

DATOS CORONAVIRUS

SIGUE EN TIEMPO REAL LOS DATOS DEL CORONAVIRUS

Fuente:Microsoft

POST TOP AD

¿Puedes ayudarnos a mantenerte informado?
KW77 COMUNICACIÓN se financia mediante  donaciones u aportaciones de nuestros socios y gente desinteresada como tú.
No recibimos ayudas, ni subvenciones, ni tenemos detrás ningún lobby o grupo de comunicación que costee nuestra actividad. Por ello practicamos el periodismo libre. AYÚDANOS A SEGUIR SIENDO LIBRES haciendo tu aportación. Gracias.    

martes, 18 de febrero de 2020

La Asociación de Familias Solidarias con el Pueblo Bielorruso busca interesados en acoger durante los meses de verano a niños afectados por el accidente nuclear de Chernobyl

La Asociación de Familias Solidarias con el Pueblo Bielorruso busca interesados en acoger durante los meses de verano a niños afectados por el accidente nuclear de Chernobyl

La edil de Oenegés de Lorca, María Dolores Chumillas, ha recordado que “estos menores son en gran parte de familias con poco poder adquisitivo que no pueden permitirse siquiera unos días de vacaciones en otros lugares, lejos de esos territorios contaminados de sustancias radiactivas”.


18 de febrero de 2020. La concejala de Oenegés, María Dolores Chumillas, ha presentado, esta mañana, junto al presidente de la Asociación de Familias Solidarias con el Pueblo Bielorruso, Pedro Javier Guevara, una nueva edición del programa de acogida temporal para que niños y niñas de diferentes regiones bielorrusas puedan pasar aquí los meses de verano.

            La concejala de Oenegés ha señalado que “la Asociación de Familias Solidarias con el Pueblo Bielorruso está buscando familias lorquinas o de las localidades vecinas que puedan acoger durante los dos meses de verano a una veintena de niños y niñas de entre 7 y 10 años de edad, para darles un ambiente saludable lejos de unas tierras que todavía siguen muy afectadas por las consecuencias de uno de los desastres nucleares más graves de la historia”.

            María Dolores Chumillas ha recordado que “estos niños y niñas bielorrusos, afectados por las secuelas de la fuga en la central nuclear de Chernobyl, durante el verano en nuestra ciudad y con sus familias de acogida tienen la posibilidad de consumir agua y alimentos no contaminados, y respirar aire sin carga radiactiva, mejorando así su calidad de vida y reduciendo la posibilidad de padecer afecciones como el cáncer de tiroides, sobre todo, al importante descenso de radiactividad que muestra su cuerpo después de pasar dos meses en España”.

            Por su parte, el presidente de este colectivo, Pedro Javier Guevara, ha explicado que “cada verano tenemos la suerte de poder acoger a más de 70 niños durante los meses de verano, y pedimos a las familias que quieran repetir, ya que la mayoría de los pequeños ya han estado en España en veranos anteriores, o bien que quieran vivirla por primera vez a que se apunten cuanto antes, a poder ser antes de marzo, para poder llegar a tiempo con la tramitación de todos los documentos que nos requieren desde las distintas Administraciones”.

            Pedro Javier Guevara ha añadido que “estos niños seleccionados pertenecen en gran parte a familias con poco poder adquisitivo, muchos de ellos en riesgo de exclusión social. Sus padres no se pueden permitir ni siquiera unos días de vacaciones en otros lugares, lejos de esos territorios completamente impregnados de sustancias radiactivas, de manera que estos acogimientos suponen la única ocasión de alejarse de la zona afectada por la radiación y darle a los organismos infantiles un respiro”.

            En cuanto a la adaptación de los menores a nuestro país, Guevara, ha añadido que “es bastante fácil y además cuentan con cuatro monitoras que vienen de Bielorrusia y que están a disposición de las familias ante cualquier eventualidad, y desde la propia asociación nos encargamos de hacer todos los trámites administrativos”.

            Los y niñas pueden ser acogidos por matrimonios, parejas de hecho, hombres o mujeres solos, el único requisito es que quieran darle a los menores dos meses de respiro permitiéndoles disfrutar de un entorno alejado de la radiación nuclear.

            Por último, la edil de Oenegés ha animado a todos los lorquinos a disfrutar de esta experiencia en la que la mayor satisfacción es ver como disfrutan estos niños entre nosotros, además del vínculo familiar que se crea y la labor humanitaria que se realiza”.

            Cabe recordar que este colectivo lleva desde el año 1999 organizando viajes y estancias en el área del Levante y Sudeste español, en coordinación con otras asociaciones del resto de España y con los Gobiernos tanto español como bielorruso.

            
sponsor

No hay comentarios:

Publicar un comentario

POST BOTTON AD

espacio para tu empresa