Por sus actos los conoceréis - KW77 COMUNICACIÓN

Última hora

billboard

Post Top Ad

sábado, 2 de mayo de 2020

Por sus actos los conoceréis

Por sus actos los conoceréis


“Cuídense de esos mentirosos que pretenden hablar de parte de Dios. Vienen a ustedes disfrazados de ovejas, pero por dentro son lobos feroces. Ustedes los pueden reconocer por sus acciones, pues no se cosechan uvas de los espinos ni higos de los cardos….”   Mt. 7.15-20

Rebeca López            KW 77            02-05-2020

En la historia es importante conocer el pasado para entender el presente y poder así proyectar el futuro. Por ello, para responder a muchas preguntas que quizás nos hagamos estos días sobre la situación política y social actual, debamos echar la vista atrás para hallar lo que necesitamos encontrar.

En un mes de abril hace dieciséis años juró ante el Rey el primer Gobierno Zapatero. Una sociedad sacudida por el atentado más sangriento de Europa, a tan sólo tres días de las elecciones, decidía cambiar el rumbo de su historia. A día de hoy, la opinión pública sigue sin conocer quién puso las bombas, quién las fabricó y quién dio las órdenes. El juez del 11M, Gómez Bermúdez, afirmó en una conversación años después que “el pueblo español no estaba preparado para conocer la verdad”. Esa verdad supuso el inicio silente de un cambio político en España cuyas consecuencias con el paso de los años estamos empezando a vislumbrar.

El PSOE con Zapatero comenzó la hoja de ruta hacia el cambio de Régimen del 78 y consumó las más graves traiciones a España. Fue el presidente que rompió todos los consensos conseguidos durante la Transición impulsando leyes identitarias, devolvió el brazo político de ETA a las instituciones, resucitó los odios y sufrimientos de la Guerra Civil y fraccionó a la sociedad en ideas de género y desigualdades inexistentes.

Todas estas cosas ocurrieron no solo ante el silencio abrumador de una oposición noqueada por el 11M, si no con la complicidad efectiva de la mayoría social, mediática y empresarial fiel reflejo de la mediocridad de la sociedad emergente y amamantada por el poder.

Los sucesivos gobiernos de Rajoy, lejos de enderezar el rumbo y abolir todo aquello que cercenaba la democracia y las libertades, aun sabiéndose valedor de la más amplia mayoría de la democracia, supusieron la continuidad de la más vil de las agendas políticas renunciando a cualquier ideología y batalla moral. Porque el miedo, el buenismo de lo políticamente correcto, la cobardía y la tibieza se llevaron por delante a un Ejecutivo dejando una derecha en bancarrota desprestigiada por su sonora indolencia.
Y como decía Murphy: “si algo puede salir mal, saldrá mal”, y en eso llegó Sánchez. El Gobierno socialcomunista no es más que el peldaño final para llegar a la meta. El fin de la España como una sola nación, el comienzo de una confederación de estados asociados, la llegada de la III República y el fin de la Monarquía. Una operación en la que Pablo Iglesias, aparece como el arquitecto y Sánchez como el títere cegado por su ambición y debilidad.

La pandemia, ha sido el encuadre perfecto para acelerar el cambio hacia al totalitarismo. Nuevamente, la izquierda vuelve a manipular el relato y a utilizar torticeramente la desgracia. Ya lo dijo el gerifalte Iglesias: “hay que politizar el dolor para cambiar la sociedad”, y así ha sucedido. Han utilizado la muerte de más de treinta mil españoles, el descalabro económico, el caos y la debilidad de la sociedad para sumir a España en un continuo estado de alarma sine die donde la censura, las libertades y los derechos son gravemente atacados.

Y ante esto, ¿actuamos o seguimos mirando para otro lado? ¿Queremos un trabajo digno para vivir o una paguita para subsistir? ¿Queremos libertad de expresión o la verdad impuesta por el poder? ¿Deseamos mantener nuestra propiedad o que sea un bien colectivo? ¿Queremos la libertad de comercio o la nacionalización y expropiación?

No nos engañemos, tenemos lo que nos merecemos, aquello que hemos votado. Administrar el voto no es una decisión baladí, es un ejercicio de gran responsabilidad y requiere una gran reflexión. ¿Acaso alguien creía que Sánchez no pactaría con aquellos que lo encumbraron en la moción de censura?

Dejemos de adaptarnos a la conformidad y a la pasividad de los acontecimientos, tengamos valor, decisión y conciencia crítica para afrontar los nuevos retos. Huyamos de la mediocridad, de los populismos baratos y las promesas vacías.

Los hechos hablan por sí solos y las acciones de los hombres también. La actual situación política y social española no es sólo un plan urdido por la izquierda. Es también el resultado de una sociedad inmóvil, aborregada y cobarde que ha permitido que le roben, humillen y les arrebaten sus derechos y libertades conquistados por sus antepasados con lucha y sangre.


En nuestras manos está. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

¿Puedes ayudarnos a mantenerte informado?
KW77 COMUNICACIÓN se financia mediante  donaciones u aportaciones de nuestros socios y gente desinteresada como tú.
No recibimos ayudas, ni subvenciones, ni tenemos detrás ningún lobby o grupo de comunicación que costee nuestra actividad. Por ello practicamos el periodismo libre. AYÚDANOS A SEGUIR SIENDO LIBRES haciendo tu aportación. Gracias.    

Pages