CÓMO PREVENIR LOS CONTAGIOS POR CORONAVIRUS (PARTE 2). - KW77 COMUNICACIÓN

Última hora

billboard

Post Top Ad

¿Puedes ayudarnos a mantenerte informado?
KW77 COMUNICACIÓN se financia mediante  donaciones u aportaciones de nuestros socios y gente desinteresada como tú.
No recibimos ayudas, ni subvenciones, ni tenemos detrás ningún lobby o grupo de comunicación que costee nuestra actividad. Por ello practicamos el periodismo libre. AYÚDANOS A SEGUIR SIENDO LIBRES haciendo tu aportación. Gracias.    

martes, 21 de julio de 2020

CÓMO PREVENIR LOS CONTAGIOS POR CORONAVIRUS (PARTE 2).



Juan Manuel Jimenez Muñoz.
Médico y escritor malagueño.



CÓMO PREVENIR LOS CONTAGIOS POR CORONAVIRUS (PARTE 2).

Decíamos ayer que existen tres formas de transmisión RESPIRATORIA de los virus y bacterias. Y poníamos el ejemplo del virus del sarampión:

1-Un señor con sarampión entra en una farmacia, compra una caja de Gelocatil y se marcha rápidamente a su casa. Dos horas después, llegas tú por unos preservativos. En el aire, como si fuesen moscas, todavía vuelan los virus del sarampión. Vuelan. Vuelan. Literalmente vuelan por las corrientes de aire de la farmacia cuando el enfermo ya no está. Y tú, que no sabes quién te ha dejado el regalito, que nunca has coincidido con el enfermo, respiras el sarampión y te contagias. A eso lo llamamos TRANSMISIÓN RESPIRATORIA POR EL AIRE. 

2-Un señor con sarampión entra en una farmacia. Cuando está comprando Gelocatil llegas tú y te pones en la cola tras de él. De pronto, el señor con sarampión se gira y estornuda. Una nubecilla microscópica de gotas de saliva cargadas de virus te baña completamente el rostro. Literalmente. Aunque no lo notes. Acabas de agarrar el sarampión por buscar preservativos. A eso lo llamamos TRANSMISIÓN RESPIRATORIA POR AEROSOLES.

3-Un señor con sarampión entra en una farmacia. Cuando está comprando Gelocatil entras tú y te pones en la cola tras de él. El señor no tose ni estornuda, pero respira y habla con el farmacéutico. Y al hablar y respirar, pequeñas gotas de saliva caen sobre el mostrador y lo impregnan todo de virus. Cuando acaba su compra, el señor del sarampión se marcha. Tú te adelantas hacia el mostrador y apoyas las manos donde el señor del sarampión las ha apoyado previamente. Miles de partículas de virus se pegan a tus manos. Luego, en un momento dado, te llevas las manos a los ojos, a la nariz o a la boca, e inhalas los virus. Ya estás contagiado de sarampión. A eso lo llamamos TRANSMISIÓN RESPIRATORIA POR FÓMITES (OBJETOS).

Y la gran pregunta que dejamos sin responder era la siguiente: ¿de cuál, o de cuáles de esos tres mecanismos de transmisión respiratoria se sirve el coronavirus para pasar de un señor enfermo a otro desgraciado sano que iba a comprar preservativos? Vayamos a ello.

a-Sin duda ninguna el coronavirus se transmite por AEROSOLES y por FÓMITES (OBJETOS). O sea: como en las historias 2 y 3 de más arriba. Eso no tiene vuelta de hoja. Eso es de primero de Pandemia. Eso es más verdad que el desplome de Podemos en Galicia. Eso está comprobado hasta el aburrimiento. Y perdona, lector, que insista tanto; pero hay mucho tonto suelto todavía. Tontos recibiendo saliva de otros por no llevar mascarilla. Tontos recibiendo estornudos de otros por no guardar las distancias. Tontos bailando en espacios cerrados en grupos de cien o doscientos. Tontos que no se lavan las manos con frecuencia. Tontos con pedigrí. Ya seguiremos comentando esta cuestión, que da para mucho. Pero atención a estos datos: un estornudo dispersa el coronavirus hasta 8 metros. Una tos, hasta 4 metros. Hablar a gritos, hasta 3 metros. Hablar con voz normal, hasta 2 metros. Sólo respirar, hasta medio metro. Por todo eso se hacen imprescindibles las mascarillas, la ventilación de habitaciones y la distancia de dos metros. Y otra cosa: cuando los coronavirus van envueltos en gotitas de saliva… pueden permanecer varias horas activos sobre superficies de madera o plástico. Activos. Peligrosos si los tocas. Por eso se hacen necesarios los lavados frecuentes de manos, los geles hidroalcohólicos y los guantes.  

b-Hay una gran controversia científica sobre si el coronavirus se puede trasmitir de forma AÉREA. O sea: de la manera que yo cuento en la historia número 1, la del señor que se contagia SIN ESTAR PRESENTE UN ENFERMO, la del virus que vuela por el aire como si fuese una mosca. Y esa controversia que ahora explicaré es esencial para entender las nuevas instrucciones sobre las mascarillas. Y que no te enreden más de lo necesario. Porque si el coronavirus fuese capaz de llegar por aire a distancias lejanas como lo hace el virus del sarampión… la cosa cambiaría mucho. Y es que, como se ha visto, ni siquiera sería necesario que el contagiador y el contagiado compartiesen lugar y momento. El virus “volador” de tipo “mosca” ya se encargaría de todo. 

En los primeros meses de pandemia parecía claro que sólo los mecanismos 2 y 3 (aerosoles y fómites) producían un contagio respiratorio del coronavirus, pero no el mecanismo 1 (aéreo). Por eso se insistió tanto en llevar mascarillas en sitios CERRADOS, en guardar distancia de dos metros, en ventilar las habitaciones y en el lavado de manos. Y también, por ese mismo motivo, se insistió algo en el asunto de los aires acondicionados. Pero poco. Y aprovecho ahora para recordar que los aires acondicionados de tu casa no dan problema, pues toman aire nuevo del exterior y lo inyectan en tu vivienda. El problema lo pueden ocasionar los aires acondicionados de los lugares públicos o de los transportes públicos, en el caso (posible) de que funcionen como circuito cerrado; esto es: moviendo la mierda de un lado a otro pero sin inyectar aire limpio del exterior.

Esas cosas, como digo, las aprendimos en los primeros meses de la pandemia, aunque costó lo suyo: que los aerosoles y los objetos contaminados eran las vías esenciales para el contagio. Pero tengo malas noticias para ti, querido lector. Muchos científicos han encontrado sólidas evidencias de que el mecanismo número 1, el de la “mosca” que vuela por lugares abiertos sin que el enfermo esté delante, juega un papel secundario en la pandemia del coronavirus. Secundario, sí. Pero juega un papel. Esos científicos han solicitado a la Organización Mundial de la Salud que reconozca el mecanismo aéreo tipo “mosca” como cierto… y la OMS ya lo ha hecho. Y los Gobiernos, que ahora se ponen en lo peor como es su obligación, han determinado que TAMBIÉN EN LOS ESPACIOS ABIERTOS HAY QUE LLEVAR MASCARILLA. De ahí el asunto de las mascarillas en la playa, o de las mascarillas si paseas por el monte, o de las mascarillas aunque estés a más de dos metros de distancia de otra persona. Esa es la razón de todas estas nuevas instrucciones: el puñetero virus volador de tipo "mosca".

Y tú me preguntarás: ¿qué opina usted, señor doctor, de todas estas novedades? Bueno, bueno, bueno. Yo opino que los médicos no debemos mantener mensajes contradictorios en Salud Pública. Y opino que hay que estar a lo que digan los expertos. Y opino que hay que cumplir la Ley. Y opino que estamos aprendiendo mucho en poco tiempo. La mascarilla en la playa jode, por supuesto. Pero más jode un mes en la UCI. La mascarilla produce ansiedad, por supuesto. Pero más ansiedad produce asistir al entierro de tu abuela. La mascarilla hace que el aire que respiramos no sea tan purísimo como si no llevásemos la mascarilla. Bueno. Pero peor es morirse. 

Y ahí lo dejo por ahora. Hala. A repasar conceptos antes de ahondar en la vida y milagros del coronavirus. Te juegas un suspenso general en el examen. Y mañana… dos cuestiones de grandísimo interés. ¿De veras que te las vas a perder?

Cagoentó.

Firmado:

Juan Manuel Jimenez Muñoz.
Médico y escritor malagueño.










-SI QUIERES PERMANECER INFORMADO PUEDES UNIRTE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM DESDE EL SIGUIENTE ENLACE: Canal Telegram de Noticias de Lorca, Región de Murcia y España https://t.me/kw77comunicacion TAMBIEN PUEDES DESGARGAR NUESTRA APP DESDE LA PLAY STORE DE GOOGLE BUSCANDO KW77 RADIO. CONTENIDO RECOMENDADO:

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad

Responsive Ads Here

Pages