Honor y Valor - KW77 COMUNICACIÓN

Última hora

billboard

Post Top Ad

lunes, 26 de octubre de 2020

Honor y Valor

 

Honor y Valor

“En la antigua Roma, cuando algún personaje de la aristocracia era condenado a muerte, para lavar su deshonra y si quería conservar un cierto grado de honor, podía dirigirse al  Senado exponiendo su caso y solicitando autorización para quitarse la vida legalmente.”


"La muerte de Séneca" (1684), óleo de Luca Giordano que representa el suicidio de Séneca en la antigua Roma.

JUAN MANZANARES          KW 77                        26 – 10-2020

 El pasado 22 de octubre, Pablo Casado, Presidente del Partido Popular, no se conformó con votar NO a la moción de censura presentada por VOX, para reprobar la gestión del Gobierno social-comunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, sino que lo hizo agrediendo verbalmente y con saña a su ex compañero de juventud y de partido, actual Presidente de VOX y candidato propuesto por la formación política que presentaba la moción.

 ¿Por qué lo hizo así, en lugar de abstenerse o votar NO a secas? Pues, a mi entender, por inseguridad, miedo e instinto de supervivencia, aunque sin duda, por falta de ánimo y valor. Esto es, por cobardía.

 ¿Que ocultaba su voto? Pues probablemente la soledad y el frío que le produce que la banda del consenso progre - compuesta por comunistas, separatistas y bildutarras - lo aíslen y lo traten igual que tratan a VOX. O, peor aún, quizás haya sido la prueba que ha tenido que pasar, como sacrificio ritual al estilo de Richard Harris en la película “Un hombre llamado caballo”, para ser aceptado en la tribu de los “sioux” de la Iberia federal. El problema es que tú, Pablo, ni eres Richard Harris, ni esto es una película, ni los sioux son sioux, sino, más bien, que la banda que ha aplaudido tu “proeza” son como caimanes del Misisipi que, como advirtió San Mateo, si das lo santo a los perros y las perlas a los cerdos, las pisotearan, se volverán contra ti y te despedazarán.

 Decía Carl von Clausewitz (1780- 1831) militar prusiano y escritor estudioso de las tácticas y técnicas militares de su época, que “la guerra no es simplemente un acto político, sino que también es un instrumento para continuar las relaciones políticas por otros medios.”

 Siguiendo a Clausewitz, el político se convierte así en un parasoldado predispuesto al combate, eso sí, cuando llegue el momento oportuno de continuar la batalla política por medio de las armas. Así, llegado ese crucial momento, el ya soldado tiene como primera virtud el valor, en contraposición a la cobardía, que según el Diccionario de la RAE se concreta en “falta de ánimo y valor.”

 En el ámbito militar se considera que un soldado que huye puede llevar la confusión y desmoralización a una compañía, y una compañía desmoralizada puede hacer que se pierda una batalla. Por eso, desde antiguo, se define a la cobardía como “la más abominable mancha que puede caer sobre un hombre de armas. El honor militar no consiente los desfallecimientos y falta de ánimo, característicos de la cobardía.”

 En consecuencia,  las ordenanzas militares han impuesto al cobarde el mayor castigo: la pena de muerte.

 En la antigua Roma, cuando algún personaje de la aristocracia era condenado a muerte, para lavar su vileza y si quería conservar un cierto honor y honra, podía dirigirse al  Senado exponiendo su caso y solicitando autorización para quitarse la vida. Si las razones expuestas eran legítimas se le permitía suicidarse legalmente; normalmente cortándose las venas, bebiendo algún veneno o clavándose una espada o puñal. De ese modo su cuerpo no sería deshonrado y sería sepultado de cuerpo entero en una misma tumba.

 Tanto en la política, como en la vida, señalaba Baltasar Gracián (jesuita español del siglo XVII), que vencer con ruindad no es victoria, sino rendición, y es necesario tener ojos y manos, es decir, juicio y fortaleza, porque sin valor es estéril la sabiduría. La falta de ánimo y valor, la cobardía en fin, es suficiente para eclipsar toda una obra.

 En definitiva, en la lucha política, en el combate de la vida, se exige valor y se proscribe la cobardía, porque como las virtudes y los vicios morales, se transmiten por contagio y llegan a afectar a colectividades enteras.

 El pasado 22 de octubre de 2020, Pablo Casado, demostraste que no tienes ni ánimo, ni valor, por lo que éste ya no se te puede suponer, y lo peor es que, como las virtudes y los vicios morales se contagian, puede ocurrir que infectes de cobardía a todos los que te rodean, salvo que huyan y te dejen sólo, que todo llegará.

 Alternativamente, si aún quieres aparentar algo de honor, porque el valor ya has demostrado que no lo tienes, te queda la opción de los antiguos aristócratas romanos, la de suicidarte, políticamente, claro está. 

 ¡La suerte está echada!





-SI QUIERES PERMANECER INFORMADO PUEDES UNIRTE A NUESTRO CANAL DE TELEGRAM DESDE EL SIGUIENTE ENLACE: Canal Telegram de Noticias de Lorca, Región de Murcia y España https://t.me/kw77comunicacion TAMBIEN PUEDES DESGARGAR NUESTRA APP DESDE LA PLAY STORE DE GOOGLE BUSCANDO KW77 RADIO. CONTENIDO RECOMENDADO:

1 comentario:

  1. Magnifico articulo pero yo en cambio estoy interesado en el posicionamien web google por eso les dejo una maravillosa guia sobre como posicionarse en google, la direccion es la siguiente.

    https://58aa1g5-t45tar7ct0og-911av.hop.clickbank.net/

    ResponderEliminar

Post Bottom Ad

¿Puedes ayudarnos a mantenerte informado?
KW77 COMUNICACIÓN se financia mediante  donaciones u aportaciones de nuestros socios y gente desinteresada como tú.
No recibimos ayudas, ni subvenciones, ni tenemos detrás ningún lobby o grupo de comunicación que costee nuestra actividad. Por ello practicamos el periodismo libre. AYÚDANOS A SEGUIR SIENDO LIBRES haciendo tu aportación. Gracias.    

Pages